LA RELIGION COMO REVOLUCIÓN

guerra

Si estudiamos la historia podemos notar claramente que cada fundador religioso ha cambiado la sociedad de su época. Cada uno trajo enseñanzas que rompieron con la tradición y poco a poco todas las religiones han provocado revoluciones sociales. Basta con considerar el cambio provocado por Jesucristo en el mundo judaico y romano.

No me refiero a las horribles y tristes peleas actuales en el Medio Oriente o las Cruzadas provocadas por el alejamiento de las enseñanzas originales del Mensajero Divino,

Algunos pueden decir que las revoluciones como la americana, la francesa la rusa (o la cubana) han sido más importantes que las religiosas. No voy a discutir por eso. Pensemos de nuevo. Vea la siguiente lista y note las fechas. Todavía esas religiones existen y dan (unas mejores que otras), apoyo a sus miles o millones de seguidores.

Cuando la ley decline y el desorden crezca…entonces yo naceré de nuevo para guardar los fieles, para destruir a los malhechores y para restablecer la ley. Yo volveré a nacer de época en época.    Krishna (c.3000 a.C.), Bhagavad Gita. 4.7.8

Yo no soy el primer Buda que ha venido a la tierra ni seré el último… Gautama Siddharta morirá, pero el Buda vivirá, porque el Buda no puede morir.                                                                                      Buda (560 a.C.) El Evangelio de Buda XCVI 1.13

Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis…                      Moisés (1300 a.C.) Deuteronomio 18:15

Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda verdad…                                                                                              Jesús (año 1) San Juan 16: 12-13

Cuando Dios hizo un convenio con los profetas, El dijo: Este es el libro de la sabiduría que os daré. Más adelante un Profeta vendrá a vosotros para confirmar las escrituras que ya tenéis…        Muhammad (622 d.C.) Corán 3:75 (Rodwell)

Juremos lealtad a Aquel quien en la época del Invocado está destinado a manifestarse. Como asimismo a quienes vendrán después de Él hasta el fin que no tiene fin. En la manifestación de cada uno de ellos, ya sea exterior o interiormente, no reconocemos la manifestación de nadie salvo Dios mismo, si sois de aquellos que comprenden…                                                        Bahá’u’lláh (1844 d.C.) Pasajes de los Escritos XXX

Si comparamos las “biblias” de esas religiones son muy parecidas. Todas hacen un llamado a mejorar la conducta y ser mejores individuos. Todas hacen énfasis en la parte espiritual del hombre. Cada una en su tiempo ha transformado la sociedad positivamente. Con el tiempo, los cleros, con su deseo  de mantener el poder, han añadido dogmas y enseñanzas que no están en las “biblias” originales; surgen sectas y divisiones con las consabidas sangrientas peleas: católicos y protestantes en el cristianismo; chiitas y sunnitas en el Islam; cristianos y musulmanes; judíos y cristianos, y podemos continuar, tristemente, mencionando guerras religiosas.

La culpa de esas peleas no la tiene el mensajero religioso.  La tienen los seguidores; las instituciones que surgen de ellas  En ningún lugar en los hermosos y bellos evangelios se encuentra justificación alguna para el derramamiento de sangre y peleas que hemos tenido y tenemos. Y así en todas y cada una de las diferentes “biblias”.

El Báb y Bahá’u’lláh son los nuevos maestros espirituales, para ésta época. Sus enseñanzas son la nueva semilla de la revolución actual. Comenzó en Persia (hoy Irán), poco a poco ha ido adquiriendo fuerza y hoy se encuentra establecida en todos los países del mundo aunque están, naturalmente, perseguida en Irán y algunos de los países musulmanes.  La Fe baha’i comenzó en 1844, es reciente, y ha sido muy investigada por historiadores y orientalistas desde sus comienzos. Sus estudios han sido publicados y cualquiera puede leerlos.

Alrededor de 1944 le  preguntaron a Arnold Toynbee , un historiador inglés muy prominente de ese tiempo sobre la fe baha’i y dijo que era una religión independiente, no una secta de ningún otra y que se encontraba en la misma posición que el cristianismo lo estuvo a un siglo de haber sido fundada por Jesús.

“La nueva fe es una religión distinta, basada enteramente en las enseñanzas de su fundador, Bahá’u’lláh. No es un culto, ni un movimiento reformador o secta de otra fe, ni simplemente un sistema filosófico. Tampoco representa un intento de crear una nueva religión sincrética al juntar diferentes enseñanzas tomadas de otras religiones”.

Bahaismo es una religión independiente a la par con el Islam, el cristianismo y las otras religiones mundiales reconocidas. El bahaismo no es una secta de otra religión; es una religión separada, y tiene el mismo estatus que tienen las otras religiones reconocidas”.

Publicado en Bahá'í, Cristianismo, Dogmatismo, Guerra, Judaísmo, Persecusión religiosa, Religión, Religión y Sociedad, Revolución, Revolución religiosa | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

¿Eres escéptico al orar a Dios? Trata la guerra.

Soldiers-praying-and-consoling

Lo que sigue fue tomado del blog bahaiteachings.org

¿Escéptico al orar a Dios? Trata la guerra.

Nosotros, los humanos, siempre hemos orado a Dios.

Rezamos cuando sufrimos. Rezamos cuanto estamos en dificultades. Ante el peligro, rezamos pidiendo ayuda. Rezamos por los que amamos. Rezamos cuando la muerte nos visita. Inclusive rezamos dando gracias cuando la vida nos va bien. Rezar es universal. Toda  cultura y toda Fe tienen sus oraciones.

…en todas las Dispensaciones la ley de la oración ha constituido un elemento fundamental de la Revelación de todos los Profetas de Dios; ley cuya forma y manera han sido adaptadas a los cambiantes requerimientos de cada época. Baha’u’llah, Kitab-I-Iqan Libro de la Certeza http://www.bahai.es/textos/

Algunos rezan en silencio, otros en alta voz. Algunos lo hacen melodiosamente, otros cantando, algunos bailan. Algunos oran sentados, otros arrodillados, algunos postrándose. Algunos lo hacen en iglesias o templos, o mezquitas o santuarios, algunos caminan en el campo y oran en la catedral natural de los árboles. Algunos oran muchas veces al día, algunos una vez por semana, algunos solamente en crisis.

Pero en mi experiencia, casi todos rezan tarde o temprano.

Esa realidad la aprendí en la guerra. Mi padre, un marinero en la Segunda Guerra Mundial, me dijo una vez, durante mi agnosticismo de juventud, “que no hay ateos en las trincheras. Había escuchado esa expresión anteriormente y no la creí. De hecho, la rechacé de plano. Pensé que si una persona no aceptaba la existencia de un Ser Supremo, ¿cómo iba a buscar ayuda de un Dios no existente?

Y entonces fui a Vietnam.

Rápidamente encontré que la mayoría buscan ayuda divina cuando enfrentan extremo peligro. Ese pedido instintivo de ayuda a un poder superior parece que forma parte de nosotros.

Hay investigadores que inclusive han preguntado a veteranos de guerra sobre sus creencias al preguntarles, “¿Hay ateos en las trincheras?” Brian Wansink, un economista de la conducta de Cornell, entrevistó a casi un millar de soldados de infantería de la Segunda Guerra Mundial y encontró que la dependencia de los soldados en la oración aumentaba de 32% a 74% a medida que la batalla se intensificaba.

Mi primerísima e intensa experiencia con la oración en la guerra envolvió a un compañero soldado llamado Eddie de Jesús, un puertorriqueño de 19 años de New York quien ya había tenido una vida muy dura. Sus padres murieron jóvenes, y había crecido en diferentes casas de crianza, algunas de ellas muy difíciles. Eddie se metió en problemas muy temprano y supo de las entradas y salidas de cortes juveniles y arrestos a los quince años. Tan pronto aprendió a manejar aprendió a robar carros y para él, fue una profesión lucrativa. A los 18 fue arrestado otra vez y se percató que ya no sería como “juvie”, como él decía – esta vez sería como adulto con un destino diferente. El juez le ofreció la cárcel o el ejército. Él y yo llegamos a Vietnam el mismo día.

A pesar de su accidentada vida, Eddie tenía una buena mente y nos volvimos como hermanos (panas en puertorriqueño). Él y yo tuvimos grandes conversaciones sobre nuestras creencias. Él había rechazado el Dios católico con el que creció y yo había entrado a la Fe Baha’i hacía poco por lo que comparábamos notas frecuentemente. Eddie se burlaba de la idea de un Creador y yo trataba de explicarle que el Dios en el que los baha’is creían no podía ser concebido ni comprendido ni descrito.

“No lo entiendo. ¿Cómo es que tu puedes siquiera pensar en un Dios así?” Eddie me preguntó una vez.

“No es literal. Solo trato de entender las cualidades de Dios,” le dije. “Amor, bondad, misericordia, belleza, iluminación, gracia. Tú sabes, los rasgos de carácter de Cristo, Buda, Baha’u’llah – como ellos vivieron sus vidas por los demás.”

“Humm,” fue todo lo que dijo.

Como adolescente falto de vocabulario, no pude expresar lo que yo sentía. Ojalá hubiera sabido la cita siguiente tomada de las enseñanzas baha’is:

Sabe, en verdad, que es apropiado que el débil suplique al Fuerte, y que el que busca misericordia le suplique al Todo Misericordioso. Cuando uno suplica a su Señor, se vuelve hacia Él, y busca la generosidad de Su Océano, esa súplica trae luz a su corazón, iluminación a su vista, vida a su alma, y júbilo a su ser.

Considera como, mientras suplicas a Dios,… tu corazón se alegra y tu alma se deleita con el espíritu del amor de Dios, y tu mente se siente atraída hacia el Reino de Dios. Estas atracciones aumentan nuestras aptitudes y nuestra capacidad. Cuando la vasija se agranda más agua nos llega, y cuando la sed se intensifica más agradable al gusto es la generosidad de la nube. Este es el misterio de la súplica… Abdu’l-Baha

Eddie y yo teníamos nuestras discusiones con bastante regularidad – a él le gustaba hablar de temas espirituales. Y entonces una noche, después de unas pocas semanas en el campo de batalla, nos atacaron. Los cohetes llovían, explotaban al impactar y regaban metralla por todas partes. Hombres que morían, algunos heridos, muchos gritaban pidiendo ayuda. En las trincheras abiertas escarbábamos huecos, todos rezaban intensamente, pidiéndole a Dios que les permitiera vivir un día más. A medida que los cohetes caían a nuestro alrededor se podía oler el miedo y sentir los pedidos intensos a un poder superior. A medida que el humo de las explosiones se elevaba en el aire se podía escuchar el murmullo o el grito de las oraciones que se elevaban también de nuestras trincheras.

Vi a Eddie la mañana siguiente. Sus ojos de combatiente enfocados a lo lejos, con la mirada que llamábamos la mirada del millar de yardas. Probablemente yo también la tenía. Ambos habíamos visto la muerte cara a cara.

“Sí, está bien, yo recé” dijo tímidamente. “Lo admito, anoche recé como cualquier cabrón hasta explotar mi cerebro. Sin embargo, no estoy orgulloso de eso.”

Nos reímos a la misma vez. Ambos necesitábamos esa liberación después de estar tan cerca de la muerte.

“Hey”, le dije, “funcionó. Todavía estás aquí.”

Publicado en Bahá'í, Dios, Espiritualidad, Guerra, Guerra y Paz, oración, reflexión, Religión, rezar | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Amor y Justicia

gunpoint Acabo de leer una entrada escrita por una madre en la que su hijo y un acompañante fueron atacados brutalmente por un joven que tuvo una condena muy ligera y más tarde asesinó a otros. Todos hemos escuchado de situaciones similares. Siempre me ha parecido que hay algo turbio. Hay confusión entre el amor y la justicia.

En la confusión entra también nuestro sistema educativo que hace muy poco por la educación espiritual sobre todo de niños y jóvenes. Además, las drogas, la pérdida de valores familiares, el aumento de la criminalidad, hacen que veamos con pena a muchos criminales al ver el medio en el que crecieron. Todo eso entra en nuestro juicio pero tenemos que tener presente que la justicia es una expresión del amor.

En la famosa cita de 1ª de Corintios se menciona siempre, -sobre todo a las mujeres: “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” y no se menciona mucho “el amor no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad” que también está en en la cita.

Se preguntó a Abdul-Bahá: ¿Debe castigarse al criminal, o debe perdonársele y pasar por alto su crimen?

Su respuesta fue: Hay dos clases de sanción, la venganza y el castigo. El hombre no tiene derecho de vengarse; pero la comunidad sí tiene el derecho de castigar al criminal, en cuyo caso el castigo tiene por objeto advertir y evitar que ninguna otra persona se atreva a cometer un crimen similar. Dicho castigo tiene por objeto la protección de los derechos del hombre; no es una venganza, pues ésta aplaca la ira del corazón contraponiendo un mal contra otro en lo que constituye un acto carente de legitimidad. Y es que el hombre no tiene el derecho de cobrarse venganza.

Por otro lado, si los criminales fueran enteramente perdonados, el orden del mundo sufriría un vuelco. De ahí que el castigo sea una de las necesidades esenciales para la seguridad de la sociedad. Más quien sufra opresión por parte de un transgresor no tiene el derecho de cobrarse venganza. Las comunidades deben castigar al opresor, al homicida, al malhechor, a fin de advertir y evitar que otros cometan los mismos crímenes.

No obstante, lo más esencial es que las gentes sean educadas de manera que no lleguen a cometer delito alguno. Pues es posible educarlas tan eficazmente que no sólo logren abstenerse de perpetrar delito alguno, sino que conciban el crimen en sí mismo como el mayor de los tormentos, castigos y condenas. Sobre esta premisa no se cometería delito que precisara castigo…

Por eso, cuando Cristo dijo: “A cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, tiéndele también la otra” fue con la intención de enseñar a los hombres a no tomar represalias. Lo que no quiso significar es que deba infundírsele ánimos a un lobo que se propone aniquilar a un rebaño de ovejas. De haberse enterado Cristo de que un lobo se internaba en un rebaño con tales intenciones, a buen seguro que se lo habría impedido

Queda por mencionar una cosa. Día y noche las sociedades se dedican a elaborar leyes penales así como a preparar y organizar los instrumentos y medios de castigo. Construyen prisiones, fabrican cadenas y grillos, escogen lugares de exilio y destierro, y diferentes clases de penalidades y torturas, creyendo que por estos medios disciplinarán a los criminales, siendo así que en realidad lo que hacen es destruirles la moral y provocar la perversión de su carácter.

Pero si la sociedad se esforzara por educar a las gentes, el conocimiento y las ciencias se incrementarían constantemente, el entendimiento se ensancharía, la sensibilidad se desarrollaría, las costumbres mejorarían y la moral se normalizaría; en una palabra, habría progreso en todas estas clases de perfecciones, y habría menos crímenes. Por tanto, la sociedad debe pensar más en prevenir los delitos que en castigarlos severamente… (Abdu’l-Baha, Contestacion a unas preguntas)

Publicado en Amor, Ética, Bahá'í, Cristianismo, Educación, Espiritualidad, Guerra y Paz, Paz | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Cada Mensajero anuncia al próximo ¿Por qué pelear?

Originalmente publicado en comentarios personales:

revelacion_progresiva

Cuando la ley decline y el desorden crezca…entonces yo naceré de nuevo para guardar los fieles, para destruir a los malhechores y para restablecer la ley. Yo volveré a nacer de época en época.       Krishna (c.3000 a.C.), Bhagavad Gita. 4.7.8

Yo no soy el primer Buda que ha venido a la tierra ni seré el último… Gautama Siddharta morirá, pero el Buda vivirá, porque el Buda no puede morir.                                                                                         Buda (560 a.C.) El Evangelio de Buda XCVI 1.13

Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis…            …

Ver original 226 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El manisero no se va

Originalmente publicado en DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA:

La caserita se quiere acostar a dormir pues El manisero se va. ¿Adonde? Nadie sabe, ahora es universal. Hasta Louis Amstrong, Judy Garland y Caterina Valente lo han cantado. Sin la gracia que le sobra a los pregones, claro, algo nacido en el alma del Mediterráneo y reflejado en ese espejo suyo: el mar Caribe.

No quiero hablar de melisma, gorjeo, métrica y apoyatura. El pregón es callejero y en la calle está su razón de ser. El gozo de vender, la competencia que comienza por la oreja, el placer de engatusar al cliente con música y buen humor. Pregón. Pregonar. Óyelo lector. Te gustará.

Lamentos de África, voces de Iberia y ritmos sincopados. Salados. Tostados. Garapiñados. Maní. Pregones. Pregonando. Ven y óyelo.

Si alguien te pregunta de dónde sacamos el pregón dile que de La violetera o de esa florista que andaba por la Calle de Alcalá con…

Ver original 178 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hagamos que los maestros sean estrellas

algonquin2

“La calidad de la educación es crucial para impulsar el crecimiento de América Latina y mantener las conquistas sociales”. Así comienza el excelente artículo del Sr. Jorge Familiar, vicepresidente del Banco mundial para América latina y el Caribe que apareció recientemente en el periódico El País de España.

Más que los maestros sean estrellas, hagamos todo lo posible por hacer que la educación sea la estrella a todos los niveles; lo más importante en nuestros países. Hay tantas estrellas falsas creadas por la publicidad que no debemos hacer eso también con los maestros.

Si queremos que América Latina y el Caribe mejore su educación deberíamos establecer lazos entre los países en materia educativa para ayudarnos unos a otros y sacar la educación de la esfera política y hacerla más universal. Sería fácil establecer un programa de maestros visitantes de un país a otro, y compartir currículos de diferentes carreras. Eso ayudaría a notar las diferencias y las áreas donde podríamos ayudarnos.

Aquí van algunos puntos para considerar. Sus comentarios son bienvenidos.

  1. La enseñanza o el aprendizaje basado en la memorización.

 Hace años el físico Richard Feynman visitó Brasil y en un encuentro que tuvo con universitarios tanto profesores como estudiantes se percató que tenían conocimientos que habían memorizado pero no podían aplicarlo. No entendían conceptos.

  1. Hipocresía ante la enseñanza y el aprendizaje.

Lo importante es que todo “aparezca” bien. Hay que llenar papeles optimistas para que las autoridades estén contentas. Si se enseña bien y se aprende bien no es importante. Lo importante es que todo aparezca bien en papeles. Lo importante es cobrar el sueldo a fin de mes y si los papeles muestran lo que la administración quiere ver me consideren para una promoción y con ello un aumento de sueldo.

Al regresar de Brasil, Feynman reportó lo que encontró allí a las autoridades de EEUU que habían financiado su visita; él dijo:

Puesto que fui a Brasil bajo un programa subvencionado por el gobierno de los Estado unidos, el Departamento de Estado me pidió que escribiera un  reporte acerca de mi experiencia en Brasil … Más tarde encontré que alguien en el Departamento de Estado dijo: “Ahí tienes el ejemplo de lo peligroso es enviar a un simplón a Brasil; un tonto que solamente  puede causar problemas.  El no entendió los problemas” ¡Todo lo contrario! Pienso que esa persona en el Departamento de Estado fue simplona al pensar que al ver una universidad con una lista de cursos y sus descripciones, era una universidad.

  1. La corrupción en los nuevos colegios y universidades privados.

En Puerto Rico y en muchos países de nuestra América han aparecido centros de educación que son más bien centros de negocios.  Aquí en Puerto Rico hay una universidad del Estado, La Universidad de Puerto Rico que ofrece una gran variedad de carreras incluyendo medicina, ingenierías, arte, derecho, literatura. La universidad es muy buena y lo muestra principalmente el hecho de que sus graduados se van a Estados unidos y otros lugares a trabajar o continuar estudios y no tienen dificultad alguna.

Lo triste es que hay decenas de universidades o colegios nuevos que abren cada semestre ofreciendo todo tipo de cursos. Los estudiantes que no tienen el promedio necesario para entrar a la universidad del estado o por otras razones, entran a esos lugares. Generalmente los nombres son en inglés. Son un engaño por muchas razones que no menciono porque haría esta entrada muy larga.

  1. Necesidad de establecer escuelas vocacionales buenas.

Hay un énfasis excesivo en ir a las universidades. Quizás por prejuicio. No es necesario. Aprendamos de otros países incluyendo Alemania en los que se enfatiza esas escuelas vocacionales. Personalmente asistí a una de esas escuelas y al graduarme tuve ofrecimiento de trabajo en dos lugares. Escogí trabajar en una fábrica de papel. Enseñé por tres años en una escuela vocacional (community college) en Ottawa, Canadá, en la que todos los estudiantes encontraban trabajo al graduarse. Si una nueva industria llegaba al área, solicitaba a la escuela graduados con determinados conocimientos y la escuela preparaba rápidamente los cursos necesarios.

[En EEUU hay muy poca diferencia entre un college y una universidad; toma cuatro años el bachillerato o licenciatura. En un community college toma dos o tres años el diploma después de la escuela secundaria. Para aclarar la diferencia vaya aquí y aquí]

Hay muchos aspectos buenos en nuestros sistemas educativos pero necesitamos mejorar urgentemente por la rapidez de los cambios en el mundo de hoy. Ahora hay mucho más acceso a la educación que hace apenas unos años. La clase media es más amplia y hay menos separación entre clases.

En nuestro hermano Chile la enseñanza universitaria acaba de ser gratuita. ¡Enhorabuena!

Publicado en Educación, Puerto Rico, Sociedad | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Preparaciones y formas de utilizar la sábila

Originalmente publicado en INSTITUTO ECOJUGANDO:

Existen varias formas de utilizar el aloe y estas dependen de su finalidad.

Cristal de sábila Cristal de sábila

GEL: pulpa transparente que está contenida en las hojas de la sábila. Es la forma en que más se utiliza esta planta para todas sus recetas curativas; se usa bastante para las quemaduras ocasionadas por el sol o por el contacto con superficies calientes y también es efectiva para el tratamiento del acné, con la aplicación del gel se reduce el enrojecimiento y la inflamación. Aplicada en compresa (envolviéndolo en una gasa o cualquier tejido fino y suave) puede cubrir espacios más amplios que la hoja, así como zonas de difícil acceso (encías, oídos o fosas nasales); puede utilizarse en cataplasmas frías o calientes, o en inhalaciones (después de diluir la pulpa en agua hirviendo).

ZUMO: es el líquido puro que se extrae de la pulpa , es la parte más difícil de conservar…

Ver original 257 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario