Podemos eliminar enfermedades y crear superhombres

CRISPR

En una entrada reciente escribí sobre niños con dos madres y un padre. ¿Por qué dos madres?

Porque si una mujer tiene mitocondrias defectuosas y quiere tener hijos saludables, su óvulo lo fecunda el marido normalmente, pero sus mitocondrias se cambian por los de una mujer que done mitocondrias sanas.  Allí mostré la foto de una niña muy saludable que nació  con esa técnica. En Inglaterra se permite ese tratamiento pero no en Estados Unidos.

Hay oposición en Estados Unidos y otros países porque esos nuevos individuos, cuando tengan hijos, tendrán una genética modificada en sus células germinales y por tanto se transmitirá por generaciones. ¿Estamos seguros de que no habrá problemas futuros? ¿Estamos jugando a ser Dios? ¿Es eso correcto éticamente?

Experimentos que asustan.

Hay una técnica nueva llamada CRISPR-Cas9  que nos permite sustituir un determinado gen por otro. Podríamos sustituir genes que causan enfermedades por otros buenos, como también podríamos diseñar nuevos individuos. ¿Qué les parece un trigueño con ojos azules de siete pies de alto?

Podríamos eliminar, con el tiempo, los genes defectuosos y crear un nuevo superhombre. Hay enfermedades horribles ocasionadas por genes defectuosos. Por ejemplo, la Tay Sachs es una condición que aparece entre los judíos de Europa Oriental ocasionada por un solo gen defectuoso en el cromosoma 15. Esa condición podría eliminarse fácilmente. Medline Plus nos dice lo siguiente de esa enfermedad:

“La enfermedad de Tay-Sachs es un trastorno hereditario, o sea que puede venir de familia, poco común. Causa que un exceso de una sustancia grasosa se acumule en los tejidos y en las neuronas (células nerviosas) del cerebro. Esta acumulación destruye las neuronas y causa problemas físicos y mentales.

Los recién nacidos con la enfermedad de Tay-Sachs parecen desarrollarse normalmente durante los primeros meses de vida. Luego, a medida que las células nerviosas se agrandan con el material grasoso, las capacidades mentales y físicas se van deteriorando. El niño pierde la vista, la audición y no puede tragar. Los músculos empiezan a atrofiarse y se produce una parálisis. Aún con los mejores cuidados, los niños con la enfermedad de Tay-Sachs suelen morir antes de los cuatro años.”

Siendo una enfermedad tan mala ¿No sería bueno eliminarla completamente?

Los derechos humanos no pertenecen a un solo individuo; pertenecen a toda la humanidad; esa es una de las razones por las que un grupo de científicos destacados se oponen a estos trabajos.

¿Qué piensa? ¿Se debe permitir esos experimentos?

 

Publicado en Ética, Biología, Ciencia, Dios, Espiritualidad | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Dios como comodín de la llamada

César:

Es bueno tener otros puntos de vista sobre un  tema para poder profundizar. Esta entrada del interesante blog De Barbas y Boinas provoca esa discusión. Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Originalmente publicado en De Barbas y Boinas:

Aquí está, un ejemplar de la especie que (se supone) piensa, el Homo sapiens, dispuesto a ejercitar su pensamiento, en el ejercicio de su derecho a pensar de manera libre y sin coerciones.
De vez en cuando nos hacemos preguntas de esas que no tienen respuesta: quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos… (En ese momento nos acordamos de la canción de Siniestro Total). Parece que en ese momento preciso, esas preguntas nos traen más problemas que soluciones, y lo más fácil es olvidarse de esas preguntas y seguir con la cotidianeidad de nuestras vidas.
Pero, de repente, te vuelven a asolar esas preguntas y tratas de darles respuesta. Y de repente, como si de una dieta milagrosa se tratase, aparece la palabra mágica que ha usado (y sigue usando) el 90% (o más) de la humanidad a lo largo de su historia para no darle más vueltas a la…

Ver original 525 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Jugando a ser Dios? Niños con tres padres.

three_parents

En los laboratorios químicos constantemente se preparan compuestos nuevos a partir de otros. En muchas reacciones lo que ocurre son intercambios de átomos. No hay magia, ni destrucción de la materia para formar otra.

Anteriormente, los compuestos químicos se dividían en orgánicos e inorgánicos. Los orgánicos eran los que se encontraban  en organismos vivos. Los inorgánicos los que no; los que se encontraban en la materia inanimada como en la tierra. Por mucho tiempo se pensó de esa forma y se decía que los seres humanos no podían preparar un compuesto “orgánico”, un compuesto que formara parte de los organismos vivos porque había una fuerza vital, conocida también como elán vital, que solamente Dios poseía.  No podíamos preparar en el laboratorio el sabor de la canela o el rojo de las cerezas. Sí podíamos preparar sal de mesa o carbonato de sodio porque se encuentran en la materia inanimada, en la tierra.

El hombre se atrevió.

Todo cambió cuando Friedrich Wöhler, un químico alemán preparó por primera vez urea en 1828. La urea había sido extraída de la orina pero no se había sintetizado en el laboratorio. Eso liberó el pensamiento humano y la industria química alemana se desarrolló muchísimo. El elán vital, el poder de crear, lo tenían también los seres humanos.

En esa época la ropa era principalmente blanca, solo los muy ricos podían  tener ropa con colores; los tintes para teñir se extraían de plantas o animales y eran carísimos. Entre los primeros compuestos que se sintetizaron fueron tintes. El mundo cambió no solamente porque todos podían usar ropa con colores sino también porque se eliminó la creencia que sólo Dios tenía la capacidad de preparar compuestos orgánicos. Los químicos ni siquiera trataban. Había ese temor a entrar en terreno prohibido para los humanos.

¿Qué es el elán vital? ¿existe?

Podríamos decir que esa fuerza vital es el espíritu humano, es la capacidad de investigar, de crear, de amar lo bello, que nos caracteriza. Es lo que nos distingue del espíritu animal.  Hablamos del alma o del espíritu humano cuando hablamos de las cualidades del hombre a diferencia de las del animal. También lo usamos para referirnos a las diferencias de caracteres de diferentes personas. “muestra un espíritu bondadoso; muestra un espíritu iracundo” decimos. En realidad no sabemos en su esencia qué es el espíritu pero conocemos sus cualidades.

Lo que asustaba y todavía asusta a muchos es el querer ser Dios, ir más allá de lo permitido. Los científicos de entonces no querían preparar compuestos “orgánicos” porque pensaron que era una especie de soberbia, el querer entrometerse con reacciones o experimentos que tenían que ver con la vida.

Más recientemente experimentos con el ADN, también nos asustan. ¿Estamos yendo más allá de los límites? ¿Hay límites? ¿Debe haber límites?

Nos atrevimos otra vez

Cuando se comenzaron los trabajos de recombinación genética, en los laboratorios se tomaron muchos cuidados temiendo que si se creaban nuevas bacterias estas pudieran ocasionar nuevas enfermedades u otras complicaciones. Muchas de las medidas se eliminaron ya que se vio que se podía trabajar más relajadamente.

Existen temores similares cuando obtenemos alimentos genéticamente modificados. ¿Quiénes somos nosotros para jugar con la naturaleza que Dios creó?

¡Hasta jugamos con el ADN de animales! La oveja Dolly fue un clon de otra oveja: se tomó el núcleo de una célula de oveja, con su ADN que tiene todas las instrucciones para crear esa oveja, y se insertó en el embrión de otra de la que se obtuvo una oveja idéntica a la primera. Hasta se clonaron mascotas.  Cabe preguntar: ¿deben clonarse seres humanos? ¿Es apropiado? En la literatura científica hay reportes de que se trató.

Bebés con tres padres

El gobierno de Inglaterra acaba de permitir bebés con tres padres; en los Estados Unidos no se ha permitido. Hay muchas enfermedades originadas en las mitocondrias, los organelos que todos tenemos que estan asociados con la energía celular y se transmiten de generación en generación a través de la madre.  Si una madre tiene problemas con sus mitocondrias, no puede concebir hijos sanos. Ahora se permite que el núcleo con el ADN de la madre sea insertado en el óvulo de una donante con mitocondrias sanas en el que se ha sacado el núcleo.  (Para más detalles apriete aquí). Ese óvulo es fecundado por el padre (fertilización in vitro) con la esperanza de que a los nueve meses se tenga un bebé sano. Ya hay una niña con tres padres llamada Alana muy saludable en Inglaterra.

La pregunta que cabe es: ¿es eso correcto? ¿no estamos jugando a ser Dios? ¿no es acaso soberbia humana? ¿qué piensa? ¿Es ético crear un niño con tres padres?

 

Publicado en Ética, Biología, Ciencia, Ciencia y Religión, Espiritualidad, Genética, Tres padres | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Qué nos hace humanos?

hombre da vinci

Ese es el título de una entrada reciente en un excelente blog titulado La Ciencia y sus demonios. Los que allí escriben al parecer son básicamente ateos. Como ya he mencionado en este blog, tengo mucha simpatía con los ateos. El mundo ha cambiado y no podemos continuar con el razonamiento de hace dos mil años. Muchos religiosos quieren imponernos dogmas inaceptables.

Sin embargo, muchos ateos pretenden eliminar completamente la religión de la sociedad. Eliminar todo concepto de Dios, o las enseñanzas que los Fundadores de religiones nos han traído a través de la historia. ¿Es esto razonable? ¿Es esto posible? Quiéranlo o no la religión ha formado parte de la sociedad desde su comienzo y lo seguirá siendo. Forma parte esencial de la condición humana. Lo que se necesita es una renovación de la religión.

Hace poco terminé el libro “The world until yesterday” del autor Jared Diamond que ha estudiado culturas primitivas en Papua Nueva Guinea y  vi un documental en Netflix sobre la visita de unos checos, que mostraba las condiciones tan “primitivas” de los habitantes en las selvas de esa isla. Muchos, hasta hace poco eran caníbales. Al final del documental, me pregunté una vez más: ¿qué diferencia hay entre ellos y yo?  Antes, hace unos pocos años, podíamos responder: ¡Ah!, es que ellos son inferiores, no han evolucionado, son de una “raza” inferior, como animales, y con eso callábamos nuestra conciencia. Eso hicieron los alemanes con los judíos o los blancos contra los negros.

Pero ¿qué pasa ahora? La ciencia nos dice que no hay “raza superior”; genéticamente somos iguales, físicamente no han diferencia. ¿En qué nos diferenciamos entonces?

La educación

La  respuesta más lógica es en la educación. Pero ¿qué tipo de educación nos hace verdaderos seres humanos? Muchos recurren al humanismo que ayuda pero no es suficiente.

Llamamos salvajes a los Papuanos, o Aimaras de regiones “primitivas” por la manera en que se visten y porque en lugar de tener pistolas o fusiles tienen arcos y flechas, pero  ¿no son más salvajes los hombres de negocios y los políticos en las grandes ciudades como New York, Moscú, o Londres,  que son corruptos y permiten la corrupción: banqueros que lavan el dinero de la droga, y políticos que se roban el dinero del país aunque millones mueran de hambre?

La educación académica es esencial, nos ayuda a desarrollar la mente pero no es suficiente; hace falta una educación espiritual, que nos ayude a desarrollar el corazón. Ambas nos hacen verdaderos seres humanos; una sin la otra produce seres atrofiados.

Invito a los ateos a que se informen sobre las enseñanzas baha’is porque  constituyen una manera nueva de ver la religión. Todas las religiones son lógicas para la cultura y tiempo en que aparecen.

“Nuestro siglo ha tenido un movimiento religioso tan extraordinario como los de épocas anteriores; un movimiento que ha provocado tanto entusiasmo, y en proporción ha tenido mayor número de mártires, y cuyo porvenir es aún incierto. (…) El Babismo ha sido un fenómeno considerable.”

Ernest Renán, filósofo e historiador francés, en  Los Apóstoles 1869:

“Las enseñanzas de los babís  se han desarrollado gradualmente a través de las enseñanzas de Bahá’u’lláh y ahora nos presentan la forma más pura y más elevada de los sentimientos religiosos. El mundo está en desarrollo, la llave de todos sus problemas se encuentra en las manos del Prisionero de San Juan de Acre.” (Bahá’u’lláh)

León Tolstoi (escritor ruso), carta escrita al príncipe Artaa, embajador de Irán en Rusia, 1901.

(El Báb en 1844 anunció la venida de Baha’u’llah)

Publicado en Ateísmo, Ateos, Ética, Bahá'í, Educación, Espiritualidad | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

La religión como revolución

guerra

Si estudiamos la historia podemos notar claramente que cada fundador religioso ha cambiado la sociedad de su época. Cada uno trajo enseñanzas que rompieron con la tradición y poco a poco todas las religiones han provocado revoluciones sociales. Basta con considerar el cambio provocado por Jesucristo en el mundo judaico y romano.

Me refiero a las enseñanzas del Fundador, no a las sectas y cleros que se formaron después, ni a las horribles y tristes peleas actuales en el Medio Oriente o las Cruzadas provocadas por el alejamiento de las enseñanzas originales.

Algunos pueden decir que las revoluciones como la americana, la francesa la rusa (o la cubana) han sido más importantes que las religiosas. No voy a discutir por eso. Pensemos de nuevo. Vea la siguiente lista y note las fechas. Todavía esas religiones existen y dan (unas mejores que otras), apoyo a sus miles o millones de seguidores.

Cuando la ley decline y el desorden crezca…entonces yo naceré de nuevo para guardar los fieles, para destruir a los malhechores y para restablecer la ley. Yo volveré a nacer de época en época.    Krishna (c.3000 a.C.), Bhagavad Gita. 4.7.8

Yo no soy el primer Buda que ha venido a la tierra ni seré el último… Gautama Siddharta morirá, pero el Buda vivirá, porque el Buda no puede morir.                                                                                      Buda (560 a.C.) El Evangelio de Buda XCVI 1.13

Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis…                      Moisés (1300 a.C.) Deuteronomio 18:15

Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda verdad…                                                                                              Jesús (año 1) San Juan 16: 12-13

Cuando Dios hizo un convenio con los profetas, El dijo: Este es el libro de la sabiduría que os daré. Más adelante un Profeta vendrá a vosotros para confirmar las escrituras que ya tenéis…        Muhammad (622 d.C.) Corán 3:75 (Rodwell)

Juremos lealtad a Aquel quien en la época del Invocado está destinado a manifestarse. Como asimismo a quienes vendrán después de Él hasta el fin que no tiene fin. En la manifestación de cada uno de ellos, ya sea exterior o interiormente, no reconocemos la manifestación de nadie salvo Dios mismo, si sois de aquellos que comprenden…                                                        Bahá’u’lláh (1844 d.C.) Pasajes de los Escritos XXX

Si comparamos las “biblias” de esas religiones son muy parecidas. Todas hacen un llamado a mejorar la conducta y ser mejores individuos. Todas hacen énfasis en la parte espiritual del hombre. Cada una en su tiempo ha transformado la sociedad positivamente. Con el tiempo, los cleros, con su deseo  de mantener el poder, han añadido dogmas y enseñanzas que no están en las “biblias” originales; surgen sectas y divisiones con las consabidas sangrientas peleas: católicos y protestantes en el cristianismo; chiitas y sunnitas en el Islam; cristianos y musulmanes; judíos y cristianos, y podemos continuar, tristemente, mencionando guerras religiosas.

La culpa de esas peleas no la tiene el mensajero religioso.  La tienen los seguidores; las instituciones que surgen de ellas  En ningún lugar en los hermosos y bellos evangelios se encuentra justificación alguna para el derramamiento de sangre y peleas que hemos tenido y tenemos. Y así en todas y cada una de las diferentes “biblias”.

El Báb y Bahá’u’lláh son los nuevos maestros espirituales, para ésta época. Sus enseñanzas son la nueva semilla de la revolución actual. Comenzó en Persia (hoy Irán), poco a poco ha ido adquiriendo fuerza y hoy se encuentra establecida en todos los países del mundo aunque están, naturalmente, perseguida en Irán y algunos de los países musulmanes.  La Fe baha’i comenzó en 1844, es reciente, y ha sido muy investigada por historiadores y orientalistas desde sus comienzos. Sus estudios han sido publicados y cualquiera puede leerlos.

Alrededor de 1944 le  preguntaron a Arnold Toynbee , un historiador inglés muy prominente de ese tiempo sobre la fe baha’i y dijo que era una religión independiente, no una secta de ningún otra y que se encontraba en la misma posición que el cristianismo lo estuvo a un siglo de haber sido fundada por Jesús.

“La nueva fe es una religión distinta, basada enteramente en las enseñanzas de su fundador, Bahá’u’lláh. No es un culto, ni un movimiento reformador o secta de otra fe, ni simplemente un sistema filosófico. Tampoco representa un intento de crear una nueva religión sincrética al juntar diferentes enseñanzas tomadas de otras religiones”.

Bahaismo es una religión independiente a la par con el Islam, el cristianismo y las otras religiones mundiales reconocidas. El bahaismo no es una secta de otra religión; es una religión separada, y tiene el mismo estatus que tienen las otras religiones reconocidas”.

Publicado en Bahá'í, Cristianismo, Dogmatismo, Guerra, Judaísmo, Persecusión religiosa, Religión, Religión y Sociedad, Revolución, Revolución religiosa | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

¿Eres escéptico al orar a Dios? Trata la guerra.

Soldiers-praying-and-consoling

Lo que sigue fue tomado del blog bahaiteachings.org

¿Escéptico al orar a Dios? Trata la guerra.

Nosotros, los humanos, siempre hemos orado a Dios.

Rezamos cuando sufrimos. Rezamos cuanto estamos en dificultades. Ante el peligro, rezamos pidiendo ayuda. Rezamos por los que amamos. Rezamos cuando la muerte nos visita. Inclusive rezamos dando gracias cuando la vida nos va bien. Rezar es universal. Toda  cultura y toda Fe tienen sus oraciones.

…en todas las Dispensaciones la ley de la oración ha constituido un elemento fundamental de la Revelación de todos los Profetas de Dios; ley cuya forma y manera han sido adaptadas a los cambiantes requerimientos de cada época. Baha’u’llah, Kitab-I-Iqan Libro de la Certeza http://www.bahai.es/textos/

Algunos rezan en silencio, otros en alta voz. Algunos lo hacen melodiosamente, otros cantando, algunos bailan. Algunos oran sentados, otros arrodillados, algunos postrándose. Algunos lo hacen en iglesias o templos, o mezquitas o santuarios, algunos caminan en el campo y oran en la catedral natural de los árboles. Algunos oran muchas veces al día, algunos una vez por semana, algunos solamente en crisis.

Pero en mi experiencia, casi todos rezan tarde o temprano.

Esa realidad la aprendí en la guerra. Mi padre, un marinero en la Segunda Guerra Mundial, me dijo una vez, durante mi agnosticismo de juventud, “que no hay ateos en las trincheras. Había escuchado esa expresión anteriormente y no la creí. De hecho, la rechacé de plano. Pensé que si una persona no aceptaba la existencia de un Ser Supremo, ¿cómo iba a buscar ayuda de un Dios no existente?

Y entonces fui a Vietnam.

Rápidamente encontré que la mayoría buscan ayuda divina cuando enfrentan extremo peligro. Ese pedido instintivo de ayuda a un poder superior parece que forma parte de nosotros.

Hay investigadores que inclusive han preguntado a veteranos de guerra sobre sus creencias al preguntarles, “¿Hay ateos en las trincheras?” Brian Wansink, un economista de la conducta de Cornell, entrevistó a casi un millar de soldados de infantería de la Segunda Guerra Mundial y encontró que la dependencia de los soldados en la oración aumentaba de 32% a 74% a medida que la batalla se intensificaba.

Mi primerísima e intensa experiencia con la oración en la guerra envolvió a un compañero soldado llamado Eddie de Jesús, un puertorriqueño de 19 años de New York quien ya había tenido una vida muy dura. Sus padres murieron jóvenes, y había crecido en diferentes casas de crianza, algunas de ellas muy difíciles. Eddie se metió en problemas muy temprano y supo de las entradas y salidas de cortes juveniles y arrestos a los quince años. Tan pronto aprendió a manejar aprendió a robar carros y para él, fue una profesión lucrativa. A los 18 fue arrestado otra vez y se percató que ya no sería como “juvie”, como él decía – esta vez sería como adulto con un destino diferente. El juez le ofreció la cárcel o el ejército. Él y yo llegamos a Vietnam el mismo día.

A pesar de su accidentada vida, Eddie tenía una buena mente y nos volvimos como hermanos (panas en puertorriqueño). Él y yo tuvimos grandes conversaciones sobre nuestras creencias. Él había rechazado el Dios católico con el que creció y yo había entrado a la Fe Baha’i hacía poco por lo que comparábamos notas frecuentemente. Eddie se burlaba de la idea de un Creador y yo trataba de explicarle que el Dios en el que los baha’is creían no podía ser concebido ni comprendido ni descrito.

“No lo entiendo. ¿Cómo es que tu puedes siquiera pensar en un Dios así?” Eddie me preguntó una vez.

“No es literal. Solo trato de entender las cualidades de Dios,” le dije. “Amor, bondad, misericordia, belleza, iluminación, gracia. Tú sabes, los rasgos de carácter de Cristo, Buda, Baha’u’llah – como ellos vivieron sus vidas por los demás.”

“Humm,” fue todo lo que dijo.

Como adolescente falto de vocabulario, no pude expresar lo que yo sentía. Ojalá hubiera sabido la cita siguiente tomada de las enseñanzas baha’is:

Sabe, en verdad, que es apropiado que el débil suplique al Fuerte, y que el que busca misericordia le suplique al Todo Misericordioso. Cuando uno suplica a su Señor, se vuelve hacia Él, y busca la generosidad de Su Océano, esa súplica trae luz a su corazón, iluminación a su vista, vida a su alma, y júbilo a su ser.

Considera como, mientras suplicas a Dios,… tu corazón se alegra y tu alma se deleita con el espíritu del amor de Dios, y tu mente se siente atraída hacia el Reino de Dios. Estas atracciones aumentan nuestras aptitudes y nuestra capacidad. Cuando la vasija se agranda más agua nos llega, y cuando la sed se intensifica más agradable al gusto es la generosidad de la nube. Este es el misterio de la súplica… Abdu’l-Baha

Eddie y yo teníamos nuestras discusiones con bastante regularidad – a él le gustaba hablar de temas espirituales. Y entonces una noche, después de unas pocas semanas en el campo de batalla, nos atacaron. Los cohetes llovían, explotaban al impactar y regaban metralla por todas partes. Hombres que morían, algunos heridos, muchos gritaban pidiendo ayuda. En las trincheras abiertas escarbábamos huecos, todos rezaban intensamente, pidiéndole a Dios que les permitiera vivir un día más. A medida que los cohetes caían a nuestro alrededor se podía oler el miedo y sentir los pedidos intensos a un poder superior. A medida que el humo de las explosiones se elevaba en el aire se podía escuchar el murmullo o el grito de las oraciones que se elevaban también de nuestras trincheras.

Vi a Eddie la mañana siguiente. Sus ojos de combatiente enfocados a lo lejos, con la mirada que llamábamos la mirada del millar de yardas. Probablemente yo también la tenía. Ambos habíamos visto la muerte cara a cara.

“Sí, está bien, yo recé” dijo tímidamente. “Lo admito, anoche recé como cualquier cabrón hasta explotar mi cerebro. Sin embargo, no estoy orgulloso de eso.”

Nos reímos a la misma vez. Ambos necesitábamos esa liberación después de estar tan cerca de la muerte.

“Hey”, le dije, “funcionó. Todavía estás aquí.”

Publicado en Bahá'í, Dios, Espiritualidad, Guerra, Guerra y Paz, oración, reflexión, Religión, rezar | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Amor y Justicia

gunpoint Acabo de leer una entrada escrita por una madre en la que su hijo y un acompañante fueron atacados brutalmente por un joven que tuvo una condena muy ligera y más tarde asesinó a otros. Todos hemos escuchado de situaciones similares. Siempre me ha parecido que hay algo turbio. Hay confusión entre el amor y la justicia.

En la confusión entra también nuestro sistema educativo que hace muy poco por la educación espiritual sobre todo de niños y jóvenes. Además, las drogas, la pérdida de valores familiares, el aumento de la criminalidad, hacen que veamos con pena a muchos criminales al ver el medio en el que crecieron. Todo eso entra en nuestro juicio pero tenemos que tener presente que la justicia es una expresión del amor.

En la famosa cita de 1ª de Corintios se menciona siempre, -sobre todo a las mujeres: “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” y no se menciona mucho “el amor no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad” que también está en en la cita.

Se preguntó a Abdul-Bahá: ¿Debe castigarse al criminal, o debe perdonársele y pasar por alto su crimen?

Su respuesta fue: Hay dos clases de sanción, la venganza y el castigo. El hombre no tiene derecho de vengarse; pero la comunidad sí tiene el derecho de castigar al criminal, en cuyo caso el castigo tiene por objeto advertir y evitar que ninguna otra persona se atreva a cometer un crimen similar. Dicho castigo tiene por objeto la protección de los derechos del hombre; no es una venganza, pues ésta aplaca la ira del corazón contraponiendo un mal contra otro en lo que constituye un acto carente de legitimidad. Y es que el hombre no tiene el derecho de cobrarse venganza.

Por otro lado, si los criminales fueran enteramente perdonados, el orden del mundo sufriría un vuelco. De ahí que el castigo sea una de las necesidades esenciales para la seguridad de la sociedad. Más quien sufra opresión por parte de un transgresor no tiene el derecho de cobrarse venganza. Las comunidades deben castigar al opresor, al homicida, al malhechor, a fin de advertir y evitar que otros cometan los mismos crímenes.

No obstante, lo más esencial es que las gentes sean educadas de manera que no lleguen a cometer delito alguno. Pues es posible educarlas tan eficazmente que no sólo logren abstenerse de perpetrar delito alguno, sino que conciban el crimen en sí mismo como el mayor de los tormentos, castigos y condenas. Sobre esta premisa no se cometería delito que precisara castigo…

Por eso, cuando Cristo dijo: “A cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, tiéndele también la otra” fue con la intención de enseñar a los hombres a no tomar represalias. Lo que no quiso significar es que deba infundírsele ánimos a un lobo que se propone aniquilar a un rebaño de ovejas. De haberse enterado Cristo de que un lobo se internaba en un rebaño con tales intenciones, a buen seguro que se lo habría impedido

Queda por mencionar una cosa. Día y noche las sociedades se dedican a elaborar leyes penales así como a preparar y organizar los instrumentos y medios de castigo. Construyen prisiones, fabrican cadenas y grillos, escogen lugares de exilio y destierro, y diferentes clases de penalidades y torturas, creyendo que por estos medios disciplinarán a los criminales, siendo así que en realidad lo que hacen es destruirles la moral y provocar la perversión de su carácter.

Pero si la sociedad se esforzara por educar a las gentes, el conocimiento y las ciencias se incrementarían constantemente, el entendimiento se ensancharía, la sensibilidad se desarrollaría, las costumbres mejorarían y la moral se normalizaría; en una palabra, habría progreso en todas estas clases de perfecciones, y habría menos crímenes. Por tanto, la sociedad debe pensar más en prevenir los delitos que en castigarlos severamente… (Abdu’l-Baha, Contestacion a unas preguntas)

Publicado en Amor, Ética, Bahá'í, Cristianismo, Educación, Espiritualidad, Guerra y Paz, Paz | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios